Ir al contenido central
Casos recientes resueltos desde la Plataforma Plataforma por una Internet Libre de Discriminación

Casos recientes resueltos desde la Plataforma

Compartimos aquí los enlaces con algunas de las noticias sobre los casos con más resonancia resueltos desde esta Plataforma por una Internet Libre de Discriminación de INADI.

0010670954

1- http://inadi.gob.ar/2014/01/inadi-logro-que-cerraran-un-grupo-xenofobo-en-facebook/

http://www.diagonales.com/sociedad/207290-nota-207290-grupo-xenofobo-amenaza-de-muerte-a-periodista-.html

2- http://inadi.gob.ar/2015/04/resolucion-favorable-sobre-sitio-discriminatorio-en-facebook/mapuches/

http://www.anbariloche.com.ar/noticias/2015/04/12/47517-cierran-sitio-de-facebook-discriminatorio-con-el-pueblo-    mapuche

3- http://www.infonews.com/nota/193544/indignacion-por-una-pagina-que-promueve-la-pedofilia

4- http://www.sentidog.com/lat/2014/08/identidad-de-genero-y-medios-de-comunicacion.html

5- http://www.telam.com.ar/notas/201402/51154-el-inadi-interviene-ante-una-polemica-invitacion-a-un-bar-de-la-plata-sin-cabezas-ni-pendejitos.html

 

 

 

Para evitar el Ciberacoso

05/11/14

Ante el caso de ciberacoso sucedido en Mendoza, por parte de un grupo de estudiantes que postearon fotografías con desnudos en la red social Facebook a través de diferentes grupos, usuarios y páginas, el INADIconsidera que estas imágenes resultan violatorias de la privacidad de los chicos y chicas en cuestión. Además, a través de los comentarios publicados en las mismas, el hecho se reprodujo y agudizó y tomó estado público.

Dichos contenidos fueron denunciados por los profesores del colegio en Facebook, que tomó medidas sobre el tema, y en la Plataforma por una Internet Libre de Discriminación del INADI, quien tiene diálogo de buenos oficios con esa red social. Ello motivó que la mayoría de los contenidos mencionados no estén activos actualmente.

Asimismo, desde la Plataforma se tomó contacto con el colegio para brindar una charla y entrenamiento sobre la discriminación en internet, el ciberacoso y las pautas para poder mantener la privacidad deseada en los medios online.

En este contexto, el INADI reitera algunos consejos sobre el uso de internet:

  • El diálogo entre padre, madre o adulto responsable y los chicos y chicas es la principal herramienta en relación a las problemáticas que éstos pueden sufrir al interactuar en internet. Es fundamental conversar acerca de qué se desea y cuáles son los riesgos de participar en esos espacios, de la importancia de no adherir a contenidos discriminatorios y no aceptar invitaciones a grupos para acosar o burlarse de otra persona.
  • Propiciar un “círculo de confianza”, donde el niño, niña o adolescente pueda contar si sufre algún tipo de violencia discriminatoria y estar atentos a los cambios de conducta que pueden presentar chicos y chicas.
  • Tener en cuenta que toda información personal, cuando se hace pública, puede representar un riesgo y que cada teléfono celular actual es una pequeña computadora que sirve para publicar, editar y difundir con inmediatez los contenidos o fotografías.
  • No reenviar textos o imágenes que puedan ofender a otras personas. A veces hay cosas que nos causan gracia… pero esas cosas dejan de provocar risa si lastiman a alguien.
  • El ámbito de internet no es un universo diferente del que habitamos a diario. Son realidades que interactúan. Por ello es importante mantener nuestros valores personales tanto en internet como fuera de ella.
  • Desde la Plataforma del INADI no recomendamos la sanción o supresión de la participación de los chicos y chicas en internet (cerrar sus usuarios, por ejemplo), porque ellos podrían migrar hacia nuevos usuarios u otras redes sociales. Lo indispensable es darles las pautas para que puedan manejarse sin correr riesgos.
  • Denunciar los casos de discriminación en internet. La Plataforma por una Internet Libre de Discriminación del INADI recibe reclamos y consultas a través de www.inadi.gob.ar y en el mail plataforma@inadi.gov.ar .

Nueva publicación de Unicef y la Plataforma de INADI

25/09/14
portada-del-suplemento-Redes-Sociales-sin-Discriminación

En una iniciativa conjunta, Unicef Argentina y la Plataforma por una Internet Libre de Discriminación de INADI presentan su nueva publicación “Internet Responsable. Redes Sociales sin Discriminación”. El material tiene por finalidad aportar ideas para acompañar a niños, niñas y adolescentes en el uso responsable de las redes sociales a fin de garantizar sus derechos y, a su vez, colaborar en la información sobre cómo los adultos pueden acompañarlos en este proceso. La publicación fue distribuida el domingo 21 de septiembre en Diario Popular, con una tirada estimada en 160.000 ejemplares.

La edición incluye información relativa al reciente estudio Mapa de la Discriminación en Argentina, elaborado por el INADI y a la encuesta Acceso, Consumo y Comportamiento de los Adolescentes en Internet, realizada por Unicef.

Se trata de la tercera iniciativa conjunta del INADI y Unicef, en lo que constituye una alianza estratégica en cuanto a información y prevención sobre la temática de la discriminación en Internet. La constancia y dedicación en los materiales elaborados son un reflejo de la importancia que adquiere la problemática en ambas instituciones.

Desde el INADI, el tema es abordado desde 2011 a través de la Plataforma por una Internet Libre de Discriminación, dependiente de la Dirección de Políticas contra la Discriminación del organismo, que fue creada con el objetivo de estudiar, analizar y gestionar casos relacionados a la discriminación en Internet.

Las anteriores publicaciones acompañaron también ediciones de medios periodísticos de gran tirada como Diario Crónica (2012) y Diario Popular (2014). Asimismo fueron ampliamente distribuidas en las campañas de verano realizadas por el INADI en todo el país. De igual manera, los cuadernillos se encuentran disponibles en las delegaciones del INADI de toda la Argentina, y desde allí son redistribuidas a escuelas e instituciones.

Plataforma de INADI en Unicef Argentina

En el día de ayer Unicef Argentina presentó su nueva encuesta “Acceso, Consumo y Comportamiento de los adolescentes en Internet”. Con ese motivo, invitó a un diálogo a sectores del Estado a quienes el organismo considera actores claves en la temática. Del encuentro participaron por UNICEF Argentina, Andrés Franco, representante de UNICEF en nuestro país, María José Ravalli, responsable de Comunicaciones, Sabrina Prieto y Natacha Carboneri. Nicolás Espinola y Paola Paoloni de INDEC, Angela Oria, Asesora de la Dirección Ejecutiva en Conectar Igualdad, Mara Borchardt, Directora de Instituciones y Programas Públicos o Privados orientados al arte, la educación y la tecnología del Programa Nacional Educ.Ar, Cecilia Sagol, Coordinadora de Contenidos de Educ.ar,  Judith Altholz, asesora de la Subsecretaría de Tecnologías de Gestión de la Jefatura de Gabinete de Ministros de Presidencia de la Nación, Inés Tornabene, del Centro de Protección de Datos Personales de la Defensoría del Pueblo de la C.A.B.A, Ezequiel Passeron, Coordinador del Programa Nacional Con Vos en la Web, Marco Villan, de Con Vos en la Web, Mariana Lef, Coordinadora Operativa del Plan Nacional de Telecomunicaciones Argentina Conectada y Paula Carri, responsable de esta Plataforma por una Internet Libre de Discriminación del INADI.

Cabe recordar que con Unicef Argentina,  PILD una alianza, producto de la cual hemos producido materiales preventivos que pueden encontrarse en este micrositio, sección Noticias.

Asimismo, compartimos algunos de los datos vertidos en el estudio presentado ayer, que se inserta a continuación:

  • El cyber sigue ocupando un lugar importante a la hora de conectar: 31.8%
  • Quines no tienen internet en sus casa, dedican más tiempo a los contenidos escolares a la hora de conectar 49.7% contra 41%
  • La computadora de mesa gana como preferencia de conexión 83% pero el celular le sigue los pasos: 76%
  • Facebook es la red social preferida 82%. Sigue Youtube con 73%. Bastante más atrás, Twitter: 39%
  • El 69% no pidió autorización para abrir cuenta en Facebook. El 78% no pidió para abrirla en Twitter.
  • El 43% sacó una cuenta antes de los 13 años.
  • El 65% de los chicos aceptaría a sus padres como amigos en redes, si los agregan.
  • El 33% publicó contenidos y luego los borró por las consecuencias.
  • El 26% mintió sobre la edad durante el uso de redes.
  • El 17% envió un mensaje ofensivo y el 30% recibió un mensaje ofensivo.
  • EL 23% sufrió la “subida” de una foto q los avergonzaba. El 17% recibió burlas sobre sus fotos.
  • El 52% denunciaría hechos de discriminación en la propia página y el 13% en algún organismo estatal que se ocupe del tema.

Enlaces

Ciudadanía digital. Los adolescentes en internet, 2013
UNICEF Argentina

Acerca del video “Un mensaje más”

La Plataforma por una Internet Libre de Discriminación ha tomado conocimiento del video correspondiente al tema “Un mensaje más”, del grupo musical The Rockadictos, difundido principalmente por Internet. La trascendencia de este video está originada en haber sido mencionado en la revista Noticias del día 8 de septiembre de 2012. La tapa lleva por título “El goce de Cristina”. Allí puede verse una imagen correspondiente al video en cuestión y un copete que dice “Cómic prohibido: el polémico video hot de la Presidenta”. Debajo de esta leyenda puede leerse: “DIBUJO ANIMADO. La imagen de tapa pertenece al clip `Un mensaje más´, de la banda musical Rockadictos. Fue borrado por YouTube del canal oficial del grupo”.

El INADI por medio de la Plataforma por una Internet Libre de Discriminación, considera vital para contribuir al crecimiento de nuestra sociedad poder generar la reflexión sobre las formas que adquiere la discriminación hacia las mujeres en el ámbito de internet. Estas prácticas responden a acciones y pensamientos nacidos off line y corresponden a conceptos discriminatorios y estereotipantes arraigados en nuestra sociedad. Es oportuno repasar que, si bien hay avances, -producto principalmente de políticas públicas que buscan alcanzar la igualdad de género- hay algunas condiciones que aún constituyen una lucha en toda América Latina: por mayores oportunidades educativas y de capacitación; a ocupar puestos relevantes en ámbitos laborales, en un acceso igualitario al empleo, en puestos de dirección y de mayor jerarquía; y también por una igual remuneración que los varones cuando se realizan las mismas tareas.

El presente informe surge en marco del respeto y garantía de la libertad de expresión, consagrada en nuestra Constitución Nacional 1 y en diversos instrumentos internacionales de derechos humanos que gozan, a partir de la reforma constitucional del año 1994, de jerarquía constitucional.

El video mencionado más arriba muestra una serie de imágenes que serán descriptas a continuación. En los primeros segundos puede leerse la siguiente advertencia: “El ilustrador y animador, Ramiro López, se limita a representar gráficamente las ideas y conceptos creados íntegramente por el grupo de rock `The Rockadictos´, quedando exento de toda responsabilidad relacionada con el contenido de este video”.

El video comienza en la Plaza de Mayo y muestra a un grupo de personas que se dirigen hacia el Obelisco. Luego, aparece la Casa Rosada y a continuación un despacho en el interior de la misma, donde está alojada la Sra. Presidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner. La protagonista del video se dirige hacia una de las ventanas del despacho. Desde el balcón, puede verse la Plaza de Mayo colmada de personas y la figura de Manuel Belgrano, quien es reemplazado por una estatua de un minotauro (cuya fisonomía se corresponde con la del líder del grupo musical, a quien reconocemos por un parche en su ojo izquierdo). Las personas aclaman a la Presidenta y ella sonríe complacida. De repente las facciones de la Presidenta se transforman y retrocede hacia su despacho; cierra las cortinas y queda a oscuras, en la “soledad del poder”. Lleva sus manos hacia su pecho y comienza a tocarse a sí misma, adquiriendo el video otra impronta totalmente diferenciada de la primer parte. Mientras tanto, en la Plaza llueve y las personas allí presentes comienzan a enfurecer, llegando incluso a agredirse físicamente entre sí. En el despacho, entre sombras, puede verse al Presidente de los Estados Unidos, Barack Obama.

Las imágenes que se suceden a partir de dicho momento constituyen un caso de violencia simbólica y mediática en los términos de la Ley N° 26.485 “Ley de protección integral para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres en los ámbitos en que desarrollen sus relaciones interpersonales”, sancionada el 11 de marzo de 2009 y promulgada el 1° de abril de 2009.

La sexualidad de la Presidenta sería, conforme este video, una excusa para rehuir a las exigencias del mandato presidencial. El video remite a un mito urbano plasmado en numerosos artículos de investigación, relacionado con el éxtasis que produce el poder, aunque no muestra al poder que seduce, sino que hace hincapié en la figura de una mujer.

La difusión de imágenes de este tipo fomenta la violencia de género, constituyendo per se un caso de violencia simbólica, que a través de patrones estereotipados, mensajes, valores, íconos o signos transmite y reproduce dominación, desigualdad y discriminación en las relaciones sociales, naturalizando la subordinación de las mujeres en la sociedad.

En consecuencia, teniendo en cuenta las características de la libertad de expresión y el contenido del video correspondiente al tema “Un mensaje más” del grupo musical Rockadictos, corresponde determinar si el mismo es el reflejo de un acto discriminatorio y / o de un prejuicio. La libertad de expresión también es inherente a toda la población y no exclusivo y excluyente de los/as titulares o permisionarios/as de los medios de difusión (Cfr. CSJN, Fallos: 315:1943). Está claro que las imágenes difundidas por este video, que adquieren la forma de cómics pero que aluden directamente a la Presidenta de la Nación Argentina, incitan y promueven las prácticas discriminatorias hacia las mujeres, relacionando la sexualidad y el género en una forma que carece de toda fundamentación.

Este análisis está sustentado en el cumplimiento de los objetivos consagrados en la Ley Nº 24.515, relacionados con informar a la opinión pública sobre actitudes y conductas discriminatorias, xenofóbicas o racistas que pudieran manifestarse en cualquier ámbito de la vida nacional, especialmente en las áreas de educación, salud, acción social y empleo; provengan ellas de autoridades públicas o entidades o personas privadas (artículo 4, inc. j, Ley Nº 24.515).

En este sentido, el video analizado cristaliza una serie de prejuicios instalados en ciertos sectores de nuestra sociedad y sirve como vehículo de futuros actos y/o prácticas discriminatorias. Las imágenes que transmite violentan la investidura presidencial y su reproducción constituye una actitud inadecuada y el vehículo de futuros actos de discriminación.

Estas imágenes constituyen un ejemplo de un acto de violencia mediática, en los términos en que se refiere la Ley Nº 26.485 “Protección integral a las Mujeres” 2. Esta norma entiende por violencia mediática contra las mujeres, aquella publicación o difusión de mensajes e imágenes estereotipados a través de cualquier medio masivo de comunicación, que de manera directa o indirecta promueva la explotación de mujeres o sus imágenes, injurie, difame, discrimine, deshonre, humille o atente contra la dignidad de las mujeres, como así también la utilización de mujeres, adolescentes y niñas en mensajes e imágenes pornográficas, legitimando la desigualdad de trato o construya patrones socioculturales reproductores de la desigualdad o generadores de violencia contra las mujeres. En el video en cuestión existiría violencia mediática, en tanto Internet constituye un medio de comunicación y el video difunde un estereotipo deshonroso de las mujeres que ejercen cargos electivos.

La elección de las imágenes que acompañan al video traslucen una imagen clara, que asocia el ejercicio del poder y el género de la Presidenta de manera que constituyen un estigma.

Asimismo, es llamativo que manifestaciones como la del video se den en un ámbito donde las mujeres han trabajo con entusiasmo y eficacia a lo largo y a lo ancho del mundo: multitudinarias campañas por sus derechos han nacido mediante internet; fueron las más activas en las convocatorias vía redes sociales y mensajes de texto en los sucesos de Irán en 2009 y en Egipto en principios de 2011; iniciaron campañas que lograron detener lapidaciones y se han pronunciado contra la censura por parte de ciertas redes sociales donde se las veía amamantando en fotografías. Hubo grandes y pequeñas acciones desarrolladas a través de clicks que crecieron hasta modificar realidades y hacer de diferentes partes del mundo, mejores sociedades.

Los hechos de los nos ocupamos en este informe, que se suceden desde la semana anterior en el video y la revista enumerados al comienzo, trasladan -inversamente a las acciones pro igualdad- a la discriminación hacia las mujeres al mundo virtual y generan a su vez otras discriminaciones, que promueven, además, la brecha digital. En ese sentido, el video en cuestión, al igual que otras manifestaciones discriminatorias presentes en la red, constituyen violencia mediática contra las mujeres en tanto configuran la difusión de mensajes e imágenes estereotipados a través de cualquier medio masivo de comunicación, que de manera directa o indirecta promuevan la explotación de mujeres o sus imágenes, injurien, difamen, discriminen, deshonren, humillen o atenten contra la dignidad de las mujeres, como así también la utilización de mujeres, adolescentes y niñas en mensajes e imágenes pornográficas, legitimando la desigualdad de trato o que construyan patrones socioculturales reproductores de la desigualdad o generadores de violencia hacia las mujeres.

Por último, queremos señalar como un aspecto positivo de esta desafortunada acción que el video subido por algunos/as usuarios/as a la principal plataforma gratuita con publicación de videos de usuario/a ha sido reportado en un número considerable por la comunidad de usuarias/os. Por esta razón, el video sólo puede verse luego de sortear la advertencia de que es un contenido marcado como inadecuado.

Links donde está activo el video, con advertencia previa y requerimiento de inicio de sesión:

Cómo se hizo el video y extractos:

En Vimeo:

Notas

1. Artículo 14, Constitución Nacional. Todos los habitantes de la Nación gozan de los siguientes derechos conforme a las leyes que reglamenten su ejercicio; a saber: de trabajar y ejercer toda industria lícita; de navegar y comerciar; de peticionar a las autoridades; de entrar, permanecer, transitar y salir del territorio argentino; de publicar sus ideas por la prensa sin censura previa; de usar y disponer de su propiedad; de asociarse con fines útiles; de profesar libremente su culto; de enseñar y aprender.

2. Sancionada el 11 de marzo 11 de 2009 y promulgada de hecho el 1º de Abril de 2009.

Los caminos de la discriminación en internet

Los avances tecnológicos alcanzados durante la última década permiten el aumento exponencial de voces y opiniones y, también, la relativa democratización de las mismas, habilitando la difusión de un mensaje o contenido en tiempo real. Los mensajes pueden ser particulares o colectivos, privados o públicos. Esta nueva manera de comunicar rompe barreras que resultaba impensable atravesar hace tan sólo dos décadas, cuando no existía internet.

La comunicación virtual amplifica los efectos de los sucesos acaecidos en su propio ámbito pero también la de los que tienen lugar en la “vida real”. El carácter instantáneo, la posibilidad de viralización –multiplicación a alta velocidad– de contenidos y la potencialidad como difusores contribuyen a este fenómeno. Pero algunas cosas no han cambiado tanto en esta nueva relación entre las sociedades. Y es porque quienes están detrás de esos mensajes son las personas. Entonces, todos los perfiles o identidades de cada individuo se manifiestan por igual, porque la persona es una sola, no se divide en online y offline.

Como en la vida misma, las agresiones y acciones discriminatorias también ocurren en el ámbito de internet. Sin embargo, sus efectos se transmiten en al web a una velocidad mucho mayor porque responden a una de las características esenciales de la red: la rápida propagación de sus contenidos.

¿Cómo se manifiestan esos contenidos discriminatorios en internet? A través de correos electrónicos, páginas y/o grupos en redes sociales, blogs creados a tal efecto, comentarios en los sitios mencionados anteriormente, sumando los sitios de noticias online; en conversaciones de chat grupales e individuales, en fotos manipuladas o con textos específicos que nada tienen que ver con el material. Las opciones lamentablemente son muchas y se multiplican a medida que usuarios y usuarias adquieren habilidades en el uso de las herramientas digitales.

¿Qué hacer en estos casos? Lo primero, la pro acción. Lo que implica que antes de ingresar a una red es necesario leer los términos y condiciones de uso de la misma. Este paso es frecuentemente omitido porque la mayoría de las personas, en su entusiasmo por formar parte de las comunidades virtuales, omite ponerse en conocimiento de las regulaciones y las acepta sin leerlas.

Entre las cuestiones que deben tenerse en cuenta está el hecho de que la red haga explícita la prohibición de, por ejemplo, publicar contenidos discriminatorios y realizar acciones de acoso o burla en sus espacios. También es necesario saber si las imágenes incluidas en dicha red serán de propiedad del usuario o usuaria que las incluyó o si la empresa que las aloja tendrá algún derecho sobre ellas. La misma atención debe prestarse a la posibilidad de compartir contenidos. Otro de los temas relevantes será conocer las condiciones de privacidad y las herramientas que la red ofrece para administrarlas.

Respecto de las condiciones de privacidad, en ciertos segmentos, por ejemplo entre los adolescentes, la privacidad no es una preocupación. Muchos jóvenes sostienen que, dado que están en internet, un contenido o una imagen son, por definición, públicos y, por lo tanto, la batalla por la privacidad está perdida. Además, a esta postura hay que agregar que en dicha franja etaria hay una tendencia a la sobreexposición y, consecuentemente, sus integrantes no toman cuidados específicos para proteger la información que agregan en las redes sociales y otras plataformas de publicación de contenidos por parte de usuarios y usuarias.

Por cierto, la Plataforma por una Internet Libre de Discriminación ha recibido un número considerable de casos de personas que ingresaron a redes y foros, que mantuvieron abiertamente discusiones con personajes que los acosaron, discriminaron o burlaron, exponiéndose a un sinfín de situaciones desagradables. Al tomar intervención la Plataforma, quedó en evidencia que dichas redes y foros no se hacían cargo de la situación simplemente porque sus condiciones de uso no incluían ningún punto que resguardara a usuarios y usuarias en ese sentido. Y, en algunos casos, ni siquiera tenían un apartado en el que figurasen las condiciones y regulaciones de uso.

Un segundo capítulo de esta situación tiene lugar en el momento en el cual la persona acosada, discriminada u ofendida comienza a buscarse a sí mismo para verificar que su imagen no haya sido vulnerada o que los contenidos que representaban una ofensa no se presentaran en las búsquedas. Este mecanismo de búsqueda/verificación produce un efecto negativo porque, por repetición, pone en primer plano en los buscadores las discusiones y las ofensas, obliga a la rememoración permanente del mal momento y muestra ese aspecto de la persona como la más relevante representación de sí misma.

Por lo tanto, una buena estrategia para evitar la escalada es, en primer lugar, no responder a las ofensas y, en segundo, no realizar búsquedas compulsivas y repetidas de las situaciones ofensivas que sólo terminan poniéndolas en primer plano.

Lo más eficaz en estos casos es bloquear al usuario o usuaria agresivos; si se quiere iniciar alguna acción, tomar capturas de pantalla de los contenidos ofensivos, previendo que estos puedan ser eliminados por quien los emitió, y luego realizar los reportes utilizando las herramientas que a tal fin ofrecen las redes sociales y otras plataformas.

Por estos días, en diferentes países, las sociedades se conmueven por los efectos que el acoso reiterado y las manifestaciones discriminatorias tienen, sobre todo, en el segmento adolescente, donde la persecución ha ocasionado más de un suicidio. Este tipo de actitudes que encierran un sesgo violento se desarrollan, con frecuencia, en las redes sociales que, por su arquitectura, permiten el relativo ocultamiento de la identidad de quien agrede, favorecen la formación de grupos que se encolumnan de manera irreflexiva tras la agresión, y producen una rápida difusión de los contenidos discriminatorios o intimidatorios.

En 2003, en Vermont, Estados Unidos, el adolescente de 13 años Ryan Patrick Halligan se quitó la vida luego de padecer el acoso de sus compañeros durante largo tiempo. Su padre, ingeniero de IBM, propició la discusión de una Ley que impidiese ese tipo de hechos. En 2004, el estado de Vermont aprobó una política de prevención del acoso escolar y luego otra de prevención de suicidios.

Afortunadamente, la información acerca de las configuraciones que usuarios y usuarias pueden darle a sus perfiles de redes sociales es cada vez más abundante y, además, hoy en día hay muchas más herramientas destinadas a prevenir malas experiencias en el uso de internet.

A pesar de todo esto, es imprescindible que padres, madres o adultos responsables mantengan un rol activo y participativo respecto de las actividades de niños, niñas y adolescentes en el ámbito de internet. El diálogo es, indudablemente, la más importante de las prácticas. Los consejos e intervenciones no difieren demasiado de aquellos que se refieren a la vida offline: “no hables con extraños”, “si alguien te agrede o te acosa, contáselo a una persona de tu confianza”, “no brindes información sobre tus actividades, dirección, teléfono, etc.”. Otro recurso es observar con atención los cambios de conducta del niño, niña o adolescente. Algunos de los síntomas que pueden ser indicadores de que un menor está siendo acosado o discriminado son: conectarse obsesivamente para ver qué se dice de él o ella en las redes; agobio, tristeza y angustia, alteraciones del sueño, actitudes hurañas y esquivas, intentos de ocultar lo que se ve en la pantalla cuando se acerca un adulto.

Los hechos antes mencionados y la participación tan variopinta que existe en internet, que muchas veces mezcla “la biblia junto al calefón”, sobre todo en materia de contactos en redes, lleva a otra de las preguntas adecuadas en este análisis: ¿hay límites a lo que se “sube” a internet?

Desde el INADI creemos que sí. Estos límites están dados por casos de discriminación, racismo y xenofobia, y especialmente cuando se asocian con delitos relacionados a pornografía infantil, abuso de menores, cyberbulling o ciberacoso. En todas estas situaciones se producen violaciones de leyes nacionales y de tratados internacionales que protegen los derechos de niños, niñas y adolescentes; y la libertad de expresión y participación.

Afortunadamente las grandes compañías con plataformas con publicación de contenidos de usuarios (blogs, redes, sitios de fotografías, chats) se suman a esta postura. Atendiendo a esta tendencia generalizada en diversos ámbitos fue que el INADI resolvió la creación de la Plataforma por una Internet Libre de Discriminación.

La Plataforma tiene como objetivo preservar el ámbito de internet de cualquier tipo de violencia discriminatoria. Pero, a su vez, está concebida como un espacio de diálogo entre actores públicos y privados, que construyen día a día estos espacios sin discursos de odio, entendiendo por discurso de odio cualquier comunicación que agreda a una persona o grupo de personas por determinadas características o pertenencia a un grupo: religión, preferencias políticas, características físicas, orientación sexual, etc. Todas estas expresiones habitualmente se traducen en sitios que promueven el antisemitismo, el racismo o la condena de la homosexualidad.

Lo más oportuno para afrontar estas situaciones es abordar el fenómeno desde diferentes ángulos. La condena, tanto social como jurídica, no es suficiente en algunos casos, como tampoco lo es un acercamiento amistoso. Las campañas de prevención por sí mismas representan un aporte significativo. Pero es la acción integral y conjunta, enfocando la situación con diferentes herramientas, lo que puede definitivamente producir un cambio en las sociedades.

La línea en relación a la intervención en casos de discriminación en internet es muy delgada porque es necesario contemplar tanto los hechos discriminatorios como el respeto a la libertad de expresión. Generar respuestas satisfactorias para personas que se sienten profundamente dolidas, afectadas en sus sentimientos e incluso indignadas, es un desafío permanente.

Artículo escrito por Paula Carri, coordinadora de la Plataforma por una Internet Libre de Discriminación, para Cuadernos del Inadi Nro 5.

Internet Segura. Redes sociales sin riesgos ni discriminación.

Portada del cuadernillo Internet Segura

El cuadernillo Internet Segura es un material elaborado por UNICEF Argentina y la Plataforma por una Internet Libre de Discriminación de INADI para colaborar con la información y prevención sobre el uso seguro de las redes sociales por parte de niños, niñas y adolescentes.

En la publicación se incluyeron temas como la discriminación en internet y cómo denunciarla, la preservación de la privacidad, la navegación responsable, los juegos en red y la seguridad en la utilización de dispositivos móviles y cámaras. También se elaboró un glosario en el que se incluyó terminología específica relacionada con las redes sociales y las actividades de las personas en internet.

Es un material que ofrece a los adultos información, recursos y herramientas necesarios para acompañar a chicos y chicas en el uso seguro de la web.

Algunas recomendaciones:

  • No revelar ni compartir sus contraseñas. Y no elegir la opción “recordar la contraseña” cuando se utilizan computadoras públicas.
  • Respetar la privacidad de amigos, conocidos y familiares, no identificacndo a las personas que aparecen en us fotos o videos sin su autorización, y hacerse respetar cuando se sientan incómodos por alguna referencia a ellos en alún sitio, solicitando su eliminación.
  • Recordar que detrás de un Nick o perfil hay una persona, y se deben seguir las mismas reglas de educación y respeto que garantizan la convivencia en la vida real.
  • La mayoría de las redes sociales tienen edades de admisión.
  • Tanto internet como las redes sociales pueden ser una maravillosa herramienta para la realización de los derechos de los jóvenes. Como padres, madres y adultos responsables es una oportunidad y un desafío acompañarlos en este camino de aprendizaje. Conversar con ellos sobre el uso responsable de la web es el punto de partida para eso.

Descargar el cuadernillo.

Cuestión de Peso

Desde el inicio de las actividades de la Plataforma, uno de los casos que registró más consultas fue el de la página de Facebook del programa televisivo Cuestión de Peso.

Casi a diario recibíamos comunicaciones en las que usuarios y usuarias de internet compartían con nosotros una gran cantidad de contenidos altamente discriminatorios referidos tanto a los participantes del programa como a algunos de los espectadores que dejaban sus comentarios en el muro de la página.

Transcribimos aquí una consulta que, creemos, sintetiza la situación:

… casos de discriminación hacia los obesos en la página oficial del programa Cuestión de Peso en Facebook, ya que son dos o tres personas –incluida XXX, a quien denuncié por crear una página en contra de alguien– que entran a la página a realizar comentarios tales como: ‘Obesos asquerosos’, ‘me dan asco’, ‘son tarados’, ‘estúpidos’, ‘son pecadores, aprecian la gula’. Estas personas intercambian sus resentimientos publicando fotos de obesos en ropa interior, haciendo comentarios que dicen ser graciosos, subiendo fotos de personas bulímicas, argumentando que así deben terminar los obesos.

Luego de la correspondiente consulta con la Dirección de Asistencia a la Víctima  del INADI, la decisión fue no iniciar gestiones con la plataforma que alojaba los contenidos –Facebook– sino dirigirnos en primera instancia a Endemol, la productora del programa, con la que iniciamos el diálogo de la manera habitual.

Nuestro abordaje fue recibido con respeto y cordialidad por parte de la productora. A pesar de que ellos sabían que estaban teniendo situaciones de fuerte discriminación en su espacio en Facebook, no tenían idea de cómo solucionarlo.

La asesora legal de Endemol nos confirmó que no había un moderador en la página de Faceboook.

A modo de ejemplo, les facilitamos las consultas por discriminación que habíamos recibido, para que las tuviesen como referencia a la hora de implementar la tarea de moderación.

De muy buen grado, la empresa aceptó nuestra sugerencia de destinar una persona a la moderación permanente e implementó la tarea casi de inmediato.

En las numerosas charlas que mantuvimos con los responsables de la productora, notamos una excelente disposición para terminar con las situaciones de discriminación.

En todo momento hubo un reconocimiento del problema, la mayor disposición para solucionarlo, una gran apertura para escuchar las sugerencias y aportes que podíamos hacer desde la plataforma y un innegable compromiso para trabajar en conjunto.

El resultado fue notable. A la fecha, no hemos recibido más consultas y cada vez que visitamos la página, ésta se encontraba libre de cualquier contenido ofensivo o discriminatorio.

Nuestra Tarea

Desde su lanzamiento, la Plataforma por una Internet Libre de Discriminación ha llevado a cabo la compleja tarea de recoger las consultas y denuncias efectuadas por los ciudadanos y ciudadanas, analizar su pertinencia, producir un acercamiento con las empresas tecnológicas, redes sociales u otras plataformas en las que puedan hallarse los contenidos discriminatorios e informar a las personas afectadas de cuáles han sido los resultados de nuestras gestiones.

Sin perjuicio de lo delicado de las situaciones abordadas, creemos que una de las instancias más difíciles de nuestro trabajo es mantener abiertos los canales de diálogo, entendiendo los tiempos de respuesta de cada uno de los actores involucrados y tratando, en todo momento, de llegar a acuerdos que satisfagan a todas las partes, sentando buenos precedentes para futuras intervenciones.

Transitamos una línea muy delgada que tiene que tener en cuenta tanto los hechos discriminatorios como el respeto a la libertad de expresión. Por eso, día a día, afrontamos los desafíos de generar respuestas satisfactorias para personas que se sienten profundamente dolidas, tocadas en sus sentimientos e, incluso, indignadas.

Nuestro rol se relaciona con la observación, la escucha y la intermediación para la solución de un conflicto. Como parte de un Estado que cree en la igualdad en la diversidad, nuestra convicción es que, dentro de un esquema democrático y equitativo, no deberían existir la discriminación ni la censura. Desde nuestro lugar, para eso trabajamos.

A todas las personas, empresas y organizaciones que confían en el equipo de la Plataforma, queremos agradecerles su colaboración en este nuevo año de trabajo que estamos transitando.

Navega Protegido en Internet

Como parte de las acciones que se llevan a cabo con motivo de la Semana de la Seguridad Informática, Microsoft realiza una encuesta orientada a conocer cuáles son las actitudes de los usuarios respecto de la seguridad y la discriminación en internet, y el resguardo de la privacidad.

La Plataforma por una Internet Libre de Discriminación ha sido invitada a participar de dicha encuesta, por lo cual los invitamos a responder las preguntas, a conocer más sobre cómo utilizar la red en forma segura y, muy pronto, a compartir los resultados de la investigación.

Pueden contestar la encuesta desde el sitio de la Semana de la Seguridad.